Brioche de Mascarpone y almendras

22 de enero de 2020

Sí, lo sé, os dije por instagram que subiría la receta de esta delicia de brioche de mascarpone, que desde que se lo ví publicado a mi amiga Inés de lespetiteschosesdudimanche . 





Pero entre los constipados que me han tenido super atascada y trabajos que tenía pendiente de entregar más la familia se pasa el mes y no subo la receta de esta delicia. 

Solo puedo decirte que lo he hecho dos veces, la primera duró una tarde y apenas le hice fotos decentes y el segundo lo tuve que guardar unos días para poder hacerle una sesión de fotos como se merece. 


No creas que este pan dulce es complicado de hacer, necesita unos pequeños tiempos de levado que dependerán un poco de la humedad de la zona donde vivas. 
Es una masa tan agradecida que con poco que la trabajes te quedará de lujo, blandita, jugosa y con un sabor espectacular. 



 


La receta original de Inés es un espectáculo, que fue la que seguí al pie de la letra en el primer brioche. Pero en este segundo he variado un poco la receta utilizando leche de almendras y el brioche ha vuelto a ser un espectáculo. 

Me dejo de rollos y te cuento como hacer el brioche para que este fin de semana desayunes rico y te unas al #desayunocondiamantes en instagram, como cada domingo hacemos.


 



 



 




Receta de  Brioche de mascarpone y almendras

🍴  molde rectangular 1,8 L .
🕑 tiempo total :  1 h 30 minutos 


    Ingredientes

  • 520 gr de harina de fuerza. En la etiqueta debe indicar más de 10 %  proteínas, pero con una harina con un 8% de proteínas también te saldrá, igual tarda algo más en levar. 
  • 90 gr de azúcar blanca. 
  • 1 huevo mediano.
  • 250 gr de queso mascarpone. 
  • 120 ml de leche de almendras templada . En su defecto leche de vaca o similar. 
  • 25 gr de levadura fresca.
  • 5 gr de sal.
  • 1 huevo batido para dar brillo a la masa.
  • almendras crudas laminadas (opcional)
  • azúcar glas (opcional).
 Elaboración 

 En la leche templada añadimos la levadura fresca desmigada y movemos con un tenedor hasta que esté completamente disuelta, entonces añadiremos en un bol junto al queso, el huevo y el azúcar y batimos hasta que todo esté ligado.

Añadimos la sal a la harina y mezclamos con la ayuda de un tenedor o con tus manos limpias que incorporamos a la mezcla anterior. 

Amasamos con las manos o con la ayuda de un robot hasta que todo quede integrado, nos quedará una masa de textura suave y que se maneja bien sin que se quede pegada a las manos. 
Hacemos una bola con ella y dejamos reposar en un bol tapado con un paño húmedo hasta que doble su volumen. Aquí hago un pequeño inciso, porque puedes hacer un levado lento dejando la masa dentro del frigorífico toda la noche y hornear al día siguiente por la mañana o dejar que leve en un lugar que no tenga corriente de aire a temperatura ambiente. 
Dependerá de la temperatura y humedad de donde vivas, por eso los tiempos de levado suelen ser orientativos. 


En este tiempo de levado la masa habrá crecido y tendremos que desgasificar antes de hornear. Para eso simplemente apretamos un poco con los dedos de la mano para que esas burbujas vuelvan a su espacio , pero delicadamente !. 


En una superficie enharinada estiramos la masa y plegamos sobre sí, volvemos a estirar la masa y plegamos de nuevo. Repetimos este proceso dos veces más y por último doblamos sobre sí misma hasta hacer un rollo con la masa. Puedes ver el proceso en las fotografías anteriores. 

Engrasamos el molde, introducimos la masa, volvemos a tapar y dejamos de nuevo que doble su volumen.  

Cuando haya pasado el tiempo de levado, pincelamos la masa del brioche con huevo y añadimos las almendras laminadas. 

El horno deberá estar precalentado a 190ºC  y horneamos el brioche aproximadamente 30 minutos.

Subirá un poco más y la superficie quedará dorada. 

Puedes espolvorear azúcar glas o comértelo tal cual que ya es un escándalo.


Calentito es una maravilla, si te queda un poco para el día siguiente caliéntalo en la tostadora o en el microondas y verás que maravilla de brioche. 

Envuelto en un paño y guardado en un tupper se conserva estupendamente de 3 a 4 días. También puedes congelarlo y sacarlo un ratito antes de desayunar o merendar. 






Quiero ver esos brioche en vuestras mesas y si tenéis alguna duda solo tienes que preguntar por este mismo medio, a través de mis redes sociales o a través del formulario de contacto.


Hacedlo y me contáis si soy una exagerada contando las ricuras de este brioche.


Besos !

Rocío 

3 comentarios

  1. Esta receta me la guardo, tengo muchas ganas de prepararla

    ResponderEliminar
  2. Sencillamente maravilloso....me llevo tu receta
    La presentacion de diez¡¡¡¡
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  3. Ricura es poco... Parece muy laborioso porque nunca he hecho pan ni dejado fermentar nada, pero es um gustazo el resultado...

    ResponderEliminar

Responsable : Rocío Rivera Gentil
Finalidad : Gestionar los comentarios.
Legitimación : Tu consentimiento.
Destinatarios : Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SERED (proveedor de hosting de kidsandchic.es) dentro de la UE.
Derechos : Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Instagram

© kidsandchic. Design by FCD. Adaptado por Elai Design. politica de privacidad aviso legal politica de cookies